viernes

HOMENAJE AL MAESTRO GUERRERO


Jacinto Guerrero nació el 16 de agosto de 1895 en Ajofrín, Toledo. Inició sus estudios musicales en la Catedral de Toledo como infante de coro bajo la dirección del músico catalán Lluis Ferré. Gracias a una beca de la Diputación Provincial de Toledo pudo seguir estudiando en Madrid, donde fue alumno de Conrado del Campo en el Real Conservatorio.
Algún tiempo después ingresó como músico en la Orquesta del Real Tetro Apolo hasta que alcanzó la dirección de su orquesta. En 1921 estrena en Barcelona su primera zarzuela importante La Alsaciana. Al año siguiente estrenó en Zaragoza La Montería y en 1923 estrena Los Gavilanes en el Teatro de la Zarzuela de Madrid.
En 1926, El Huesped del Sevillano, estrenada en el Teatro Apolo y con texto de Juan Ignacio Luca de Tena y Enrique Reoyo tuvo un tremendo éxito. Continuó con obras como Martierra (1928), La Rosa del Azafrán (1930), La Fama del Tartanero (estrenada en Valladolid en 1931), Sole, La Peletera (1932) y El Ama (1933). Tras la Guerra Civil estrena Canción del Ebro (1941), Tiene Razón Don Sebastián (1944) y Los Países Bajos (1949).
Además hace incursiones en la revista de la que destacan grandes éxitos como El Sobre Verde y Los Bullangueros (1927), Abajo las Coquetas y La Orgía Dorada (1928), Miss Guindalera (1931) ¡Gol! (1933), La Media de Cristal (1942), ¡Cinco Minutos Nada Menos! (1944), La Blanca Doble (1947), Tres Gotas Nada Más (1950) que estuvieron mucho tiempo en cartelera.
En 1948 fue nombrado presidente de la Sociedad de Autores Españoles. Fue comendador de las Órdenes de Isabel la Católica y de Alfonso X el Sabio, y medalla del Trabajo de 1ª clase. Falleció en Madrid, el 15 de septiembre de 1951 a causa de una intervención quirúrgica.
He aquí un homenaje al gran compositor toledano, donde se repasan algunos fragmentos de su espléndida obra musical.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada