sábado

MIS CANTABLES FAVORITOS IV

LA DEL MANOJO DE ROSAS
 
"FARRUCA"

 
 
Chinochilla de mi charniqué,
chipicalli tiés que trajenar,
que es la chipi con bullapipén
p’al chupendi y pa chamullar.
CLARA
Si me parlas como Faraón,
gitanilla para ti seré,
porque siento que mi corazón,
ha nacido para ser calé.
CAPÓ
Yo seré más cañí que “Bocajacha”
CLARA
Háblame tu caló que me emborracha.
CAPÓ
Pues indica mi cantar.
CLARA
Ya te puedes arrancar.
CAPÓ
Mi chai: es tu rotuñí
como una rují.
Mi chai: es tu calochí
jimiloy de gildí.
Desde el chivel ocala
te llevo andoquí.
Beluñí de mi orchí,
no te chungues de mí,
que mi chola se chala,
lo pues javillar,
y que ya me da lacha
belenes mangar.
CLARA
Tu chai, etc.
CAPÓ
Chinochilla, etc.
Chinochilla de mi charniqué,
chipicalli tiés que trajenar,
que es la chipi con bullapipén
p’al chupendi y pa chamullar.
CLARA
Si me parlas como Faraón,
gitanilla para ti seré,
porque siento que mi corazón,
ha nacido para ser calé.
CAPÓ
Yo seré más cañí que “Bocajacha”
CLARA
Háblame tu caló que me emborracha.
CAPÓ
Pues indica mi cantar.
CLARA
Ya te puedes arrancar.
CAPÓ
Mi chai: es tu rotuñí
como una rují.
Mi chai: es tu calochí
jimiloy de gildí.
Desde el chivel ocala
te llevo andoquí.
Beluñí de mi orchí,
no te chungues de mí,
que mi chola se chala,
lo pues javillar,
y que ya me da lacha
belenes mangar.
 


 
 
 
LA CANCION DEL OLVIDO
 
"SOLDADO DE NAPOLES"
 
 
 

SOLDADOS

Soldado de Nápoles
que vas a la guerra:
mi voz, recordándote,
cantando te espera.
Cariño del alma, ven,
que vas a probar
la dicha de amar,
oyendo los sones
de mis canciones.

LOMBARDI

Soldado de Nápoles
me quiso mi suerte.
La gloria romántica
me lleva a la muerte.
No digas tu cántico,
que aviva mi pena;
si muero queriéndote,
¡qué muerte tan buena!

SOLDADOS

Soldado de Nápoles
que buscas la gloria,
te espero brindándote
la ansiada victoria.
¡No mueras, soldado, no!
Cariño del alma, ven,
que vas a alcanzar
la dicha de amar,
que es gloria también.


SOLDADOS

Soldado de Nápoles
que vas a la guerra:
mi voz, recordándote,
cantando te espera.
Cariño del alma, ven,
que vas a probar
la dicha de amar,
oyendo los sones
de mis canciones.

LOMBARDI

Soldado de Nápoles
me quiso mi suerte.
La gloria romántica
me lleva a la muerte.
No digas tu cántico,
que aviva mi pena;
si muero queriéndote,
¡qué muerte tan buena!

SOLDADOS

Soldado de Nápoles
que buscas la gloria,
te espero brindándote
la ansiada victoria.
¡No mueras, soldado, no!
Cariño del alma, ven,
que vas a alcanzar
la dicha de amar,
que es gloria también.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada